Fincas resistentes al cambio climático en Honduras

Agricultores de frijol y café en Honduras implementan prácticas agrícolas innovadoras y climáticamente inteligentes para aumentar los ingresos, la nutrición y la capacidad de adaptación.

A los 25 años, Darwin López es un agricultor veterano. Ha estado ayudando a cultivar frijoles en la finca de su familia desde que tenía 5 años. Ahora, con una joven familia a su cargo, Darwin está ansioso por proteger su principal fuente de sustento de los riesgos relacionados con el clima.

Al igual que los pequeños agricultores de todo el mundo, la familia López está en primera línea al cambio climático. Aunque menos severa que otras áreas en el Corredor Seco de Honduras, la región de Darwin – ubicada cerca de Catacamas – ha visto tanto sequías como inundaciones en los últimos años. Adaptarse a estos riesgos es una necesidad para Darwin y millones de agricultores en Centroamérica.

Ahora nuestra hija puede ir a la escuela. Hemos logrado esto gracias al USDA y en consecuencia puedo darle una vida mejor a mi familia.

Darwin López, Agricultor en el proyecto de Mejoramiento Agrícola Sostenible
Honduras

El proyecto de Mejoramiento Agrícola Sostenible (MAS) está ayudando a los productores de café en Honduras a construir su resistencia al cambio climático. Financiado por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) a través del programa Food for Progress e implementado por TechnoServe, el proyecto MAS ofrece capacitación sobre prácticas agronómicas sostenibles y vincula a los agricultores con insumos de alta calidad y mercados formales.

Los insumos agrícolas, incluyendo semillas y fertilizantes, pueden hacer una gran diferencia en rendimiento y calidad para los agricultores como Darwin y para la seguridad alimentaria en el país. Desde que se unió al MAS, Darwin ha cambiado a cosechar variedades mejoradas de semillas de frijol que son más tolerantes a la sequía y resistentes a las plagas que las variedades tradicionales. Darwin también adoptó fertilizantes orgánicos para mejorar el contenido de materia orgánica del suelo – lo que aumenta la capacidad de retención de agua – y añadió bacterias rizobios, que suministran nitrógeno muy necesario para las plantas de frijol a través de sus raíces. Combinado con otras buenas prácticas agrícolas, como plantar las semillas más separadas y proteger los frijoles almacenados de los gorgojos, Darwin ha más que duplicado su rendimiento.

"He cultivado frijoles durante 20 años. Pero anteriormente solo sembraba semillas locales y nunca pudimos sacar ganancias de eso", dijo Darwin. "Cuando el proyecto MAS llegó a mi comunidad, se nos proporcionó semillas certificadas y recibimos capacitación en el cultivo de frijol—aumentando nuestra producción".

Como parte de la organización de productores Jamasquire, Darwin también está obteniendo un mejor precio por sus granos gracias a un acuerdo de comercialización que MAS facilitó con el Instituto Hondureño de Mercadeo Agrícola (IHMA). IHMA ahora compra frijoles de Jamasquire a un precio inicial garantizado. Este precio base también se aplica a más de 65 organizaciones de productores de frijol que participan en MAS, lo que representa a 1.430 agricultores.

Darwin y los otros miembros de Jamasquire ahora están vendiendo sus frijoles a IHMA y al Programa Mundial de Alimentos a US$ 53 por quintal, comparado con US$ 15 por quintal cuando vendían a intermediarios. Los nuevos beneficios traen cambios agradables para la familia de Darwin. "Tengo la oportunidad de comprar una cama, estufa, refrigerador y herramientas para trabajar la tierra", dice Darwin. "Puedo comprar a mi esposa cerdos y pollos para engordarlos y venderlos en la comunidad; Y ahora nuestra hija puede ir a la escuela. Hemos logrado esto gracias al USDA y en consecuencia puedo darle una vida mejor a mi familia".

Café climáticamente inteligente

Además de ayudar a más de 3.400 agricultores de frijol de pequeña escala a obtener semillas certificadas, adoptar prácticas agrícolas mejoradas y aumentar sus ingresos en un promedio de más del 50%, el proyecto MAS ha beneficiado a más de 16.200 agricultores de café. De estos agricultores, el 87% ha establecido su seguridad alimentaria a través de un suministro de un año de frijoles para sus familias.

TechnoServe brindó capacitación en agronomía climática a los agricultores de café, que abarcó el manejo de la sombra, la conservación del suelo, fertilizantes licuados y manejo del agua. La investigación aplicada para el uso de levadura en molienda en húmedo podría reducir el uso de agua de la elaboración del café hasta en un 50%, y las aguas residuales se gestionan adicionalmente mediante el establecimiento de lagunas de filtración. El proyecto ha ayudado a los agricultores a acceder a más de 15 millones de dólares en financiamiento durante cuatro años, financiamiento que ha ayudado a 700 agricultores a construir secadores solares para reducir el uso de leña en secadores mecánicos y mejorar la calidad del café.

MAS está promoviendo técnicas para reducir la pérdida de cosechas por ataques de plagas, que han aumentado debido al cambio de los patrones climáticos. La información sobre los brotes - como la enfermedad fúngica conocida como roya o una infestación de gorgojos del café - y las mejores prácticas para el manejo de plagas y enfermedades se comunican a través de mensajes SMS. La campaña de mensajería de texto del proyecto envía asesoramiento sobre agronomía a medida, alertas meteorológicas e información sobre el mercado a más de 15.000 agricultores.

Como resultado de prácticas agrícolas sustentables y vínculos con el mercado, los productores de café participantes han vendido más de 14.500 toneladas métricas de café de calidad directamente a los exportadores, aumentando sus ingresos en un 55%.
Para miles de agricultores de frijol y café en Honduras, el cambio climático no es una teoría lejana. A medida que las sequías, las inundaciones y otros patrones climáticos extremos se convierten en un hecho de la vida, la adaptación es fundamental para la producción de alimentos y medios de vida sustentables. Los proyectos completos de agricultura inteligente como MAS pueden proporcionar a los agricultores el conocimiento y los recursos localizados para construir su resistencia y prosperar frente al cambio climático.